Roman Klonek

Mi nombre es Roman Klonek. Me interesan los comics antiguos y las impresiones japonesas en madera.

En los años noventa estudié artes graficas en Düsseldorf y fue donde descubrí la pasión por las impresiones en madera.

Desde hace 15 años hago posters con una amplia y extravagante selección de criaturas, la mayoría medio animal medio humanas, preferentemente en situaciones incómodas. Tal vez podríamos llamarlo un balance bizarro entre propaganda, folklore y pop.

Trabajo con amigos en un estudio en Düsseldorf, Alemania.

Roman Klonek

Roman Klonek

¿Cómo descubriste el mundo de la estampación, y por qué lo elegiste como el arte en que te expresas?

Hice un curso de impresión en madera durante mis estudios y rápidamente me di cuenta de que había encontrado mi medio de expresión. Para mi, es una buena manera de hacer más que un dibujo. Es como una manera de hacer algo “oficial”. Sobre todo me gusta darle un efecto de algo antiguo. Esto es así también porque el medio no es muy contemporáneo. También me gusta el hecho de que sea inevitable tener fallos en la superficie, y cada una de las impresiones tiene sus pequeñas imperfecciones así que puedo decir que cada una de ellas es única. Suena paradójico pero al final del proceso de impresión tengo solo un par de impresiones únicas y eso es maravilloso para mi.

Roman Klonek

Roman Klonek

¿En qué estás trabajando en tu estudio en estos momentos?

Siempre trato de hacer cosas grandes porque me encanta la expresión del color en zonas amplias. Así que ahora mismo estoy haciendo un tríptico en un tamaño de 100x210 cm. Lo voy a exponer en septiembre en una muestra de arte solo con artistas que se dedican a la impresión en madera.

Roman Klonek

Roman Klonek

¿Podrías describir tu rutina de trabajo y el espacio de tu estudio y de qué manera, en caso de ser así, afecta a tu trabajo?

Es muy distinta. No puedo hablar realmente de una rutina de trabajo especial, hago muchas cosas al mismo tiempo y cambio el foco bastante a menudo.

A veces dedico la mayoría del tiempo a desarrollar las ideas y a veces puedes verme una semana entera solo imprimiendo.

Mi estudio es un espacio importante para todo ese trabajo porque la posibilidad de que me desvíe del trabajo es baja.

Cuéntame acerca de tu proceso, por dónde y cómo empiezas, cómo evoluciona y con qué materiales trabajas.

Como he dicho antes, hago muchas cosas a la vez pero podríamos decir que todo el proceso se divide en 3 partes.

En primer lugar: La intuitiva, o sea, escribir. Para eso solo necesito una libreta.

La segunda: La reflexión, que desarrollo y trabajo más a fondo en el ordenador, con mi programa favorito: "Adobe Illustrator".

Y la tercera: La ejecución. Esta es la parte de tallar y imprimir. Para cortar utilizo cuchillos sencillos y cinceles, y para imprimir prefiero las planchas de madera de chopo y pintura al oleo.

Roman Klonek

Roman Klonek

¿Qué es lo que más difícil te resulta decidir durante el proceso?

En la impresión. Cada paso contiene muchos riesgos. La aplicación del color, por ejemplo, es siempre un balance entre “pasarse” o “no llegar” y especialmente en verano tengo problemas con la humedad en el aire porque trabajo con colores al óleo y eso significa que a veces un color necesita una semana para secarse. Cuando el aire es demasiado húmedo, por ejemplo, puede pasar que el papel cambie de tamaño, que se haga más grande y me irrito porque se pierde la congruencia.

¿Experimentas mucho con distintos materiales o prefieres trabajar dentro de ciertos parámetros?

La verdad es que ya no experimento demasiado con los materiales. Tal vez debería. Pero por el otro lado, los atributos del color y la madera son menos importantes que la composición y la idea general de la pieza.

Roman Klonek

Roman Klonek

Cuéntame cuáles son tus influencias dentro de la estampación y en otros ámbitos (música, cine, etc.).

Normalmente, si tienes afición por la impresión en madera es casi imposible no tropezarte con los “Moku Hanga”, las impresiones en madera japonesas. Me gustan especialmente las antiguas. Hace 300 años que llegaron a una calidad buenísima (tal vez la más buena) con este medio. En 2009, tuve la suerte de poder ir a la exposición de Utagawa Kuniyoshi en Londres. Fue uno de los artistas más famosos en el género del Ukiyo-e, junto a Hokusai, Kunisada y Hiroshige. “Ukiyo-e” significa “imágenes del mundo flotante”. Es mayoritariamente narrativo y muestra una fuerte sensación de vitalidad. Puedes ver escenas cotidianas pero también escenas dramáticas relacionadas con el teatro y la guerra. Tienen ese algo extraño...como un viaje exótico. Están llenos de códigos y misterios. Era muy popular y al mismo tiempo técnicamente brillante. Kuniyoshi cinceló líneas super finas en cada una de las maderas e hizo más de 30000 ediciones. Con todo, el compromiso con esta técnica se encuentra en un contexto muy inspirador, teniendo en cuenta tanto el contenido como la técnica.


Roman Klonek

Website: http://klonek.de